Las 4 mejores estrategias para ganar en la ruleta

Ya sea porque nos lo han contado, por películas, por libros… Hemos conocido la historia de genios del juego para los que visitar la ruleta es casi un sinónimo de éxito. Nos hemos sorprendido con ellos y nos hemos preguntado cómo lo hacen. Y en ello nos queremos centrar en este post de nuestro blog, ¿existe realmente algún método para salir victorioso en la ruleta? ¡Os lo explicamos!

Obviamente, no hay nada infalible, pero lo cierto es que existen estrategias, principalmente basadas en contenido matemático, mediante las que seguir una dinámica de juego más segura y exitosa. Hoy os vamos a hablar de algunas de esas maneras de aumentar la probabilidad de éxito en nuestra tirada al azar.

Estrategia Martingala

Es la táctica más común entre los profesionales. La inventó un hombre un tanto ególatra llamado John Henry Martingale, que era dueño de varios casinos en Londres, aunque él no fuese alguien que apostase grandes cantidades de dinero. La estrategia se limita a apostar a color únicamente. Consiste en que si se pierde se dobla la apuesta, y así hasta que se gane, para recuperar las pérdidas. Por ejemplo, apostamos un euro y ganamos, así que volvemos a apostar un euro. Si en cambio, apostamos ese euro y lo perdemos, aumentamos la apuesta a 2 euros.

Secuencia Fibonacci

Es posiblemente la más conocida. Su emblemático nombre nos atrae por su relación con la resolución de misterios en el cine. Se trata de una serie de números en la que los productos que van saliendo son fruto de la suma de los dos anteriores. La sucesión a seguir es esta: 1-1-2-3-5-8-13-21. Si perdemos aumentamos nuestra apuesta por el siguiente número de la sucesión, y si en cambio ganamos se retrocede dos números de la secuencia. Por ejemplo, apostamos 5 euros y perdemos, así que  apostamos 8 euros. Si ganamos, pasaríamos a reducir nuestra apuesta a 3 euros.

Sistema D’Alembert

Es una versión de la Martingala modificada por el matemático D’Alembert, para darle un mayor grado de prestigio y fiabilidad que la original mediante la disciplina que él ejercía. Las modificaciones buscan tener menor riesgo de pérdidas. La apuesta realizada por cada pérdida es una unidad menor que en el caso de la Martingala, es decir, cada vez que se pierde se aumenta la apuesta en una unidad. Por ejemplo, se apuestan 2 euros y se pierden, entonces se apuestan 3 euros. Si ganamos, bajamos de nuevo a 2 euros.

Método James Bond

Su nombre es producto de que el inventor de la táctica fue Ian Fleming, autor de las novelas de James Bond. Se necesitan mínimo 200 euros para empezar. Consiste en apostar 140 euros en los números más altos, del 19 al 36; 50 euros en seis números, del 13 al 18; y 10 euros al 0, únicamente por seguridad. De esta manera, solo perderíamos si la bola cayese entre el 1 y el 12, y así podríamos ganar 80 euros si la bola cae entre el 19 y el 36; 100 euros si cae entre el 13 y el 18; y 160 euros si cae en el 0.

Ahora queda en manos de cada uno cuál de estas estrategias escoger y probar luego, pero si lo hacemos detenidamente y con cautela, podríamos fiarnos de nuestra suerte o, más bien, de los conocimientos de estos autores.