Las supersticiones más comunes en nuestras salas

Siempre se ha dicho que el mundo  del azar es un mundo muy supersticioso. Una superstición es una creencia que no tiene fundamento racional y que consiste en atribuir carácter mágico o sobrenatural a determinados sucesos o en pensar que determinados hechos proporcionan buena o mala suerte. Pero… ¿Realmente es el mundo del azar supersticioso o somos también supersticiosos en otros ámbitos de la vida? Bueno, pensadlo, y mientras tanto os daremos alguna visión desde nuestro juego favorito, el Bingo.

Es cierto que no todos los clientes son supersticiosos, pero sí hay una parte bastante representativa la cual necesita seguir sus rituales o traer sus objetos antes de ponerse a jugar. Y entonces… ¿Cuáles son las curiosidades  más comunes que podemos ver en el bingo?

 

  • Vendedor/a de la suerte

 

Muchos clientes están convencidos de que un vendedor/a de nuestra sala les da suerte. Nosotros siempre pensamos que todo nuestro equipo son repartidores de suerte, pero hay personas que tienen su preferido o preferida. Lo cierto es que todos lo son. 

 

 

  • Dar la vuelta a la suerte

 

Cuando un cliente lleva cierto tiempo sin cantar premios es común que trate de cambiar su suerte. Lo hace cambiando de mesa o dando una vuelta alrededor de ella. ¡Y a veces funciona!

 

 

  • Elegir el último cartón de la partida es especial

 

Sí, a muchos clientes les encanta jugar el último cartón que está a la venta en esa partida. Pero… ¡ojo!, solo existe un último cartón, es decir, solo lo puede jugar un cliente. ¡Si lo quieres vas a tener que ser rápido!

 

 

  • El rotulador de la suerte

 

Sí, justo. Hay personas que solamente quieren jugar con un bolígrafo o rotulador, ya que están tan acostumbradas a jugar con él que no se sienten cómodos si esto cambia. Esta es una de las manías más habituales en nuestras salas. 

 

 

  • El sitio de siempre

 

Otra de las más típicas es sentarse siempre en el mismo lugar. Muchas supersticiones están ligadas a rutinas, y por ello mucha gente decide sentarse siempre en el mismo lugar cada vez que nos visita. 

 

 

  • El número elegido

 

Todos tenemos un número favorito o nuestro número de la suerte. Un número que nos puede gustar más que el resto por diferentes motivos. Bien, pues muchas personas pueden llegar a hacer lo imposible porque ese número siempre esté presente en sus cartones cada partida que juega.

 

 

  • Compis de suerte

 

Al igual que con los números, los bolis o los sitios, para otras muchas personas su suerte está en alguien especial. Ya sea su pareja, un familiar, un amigo… pero siempre van juntos, y es que… ¡Comparten su suerte!

 

 

  • Objetos bendecidos 

 

Por último, nos hemos encontrado día a día con todo tipo de objetos “de la suerte”. Pueden variar desde estampitas, ajos, tréboles,  hasta patas de conejo o incluso ropa íntima. Cada cual es más original. No sabemos si todos funcionarán pero lo que sí sabemos es que nos encanta oír sus historias.

 

¿Te animas a compartir con nosotros otras “prácticas” que te funcionan? Nos encanta aprender de vosotros cada día.